jueves, 26 de mayo de 2016

Qué descanso


Me gusta mucho el breviario de Juan Gil-Albert (Breviarium Vitae, Pre-Textos, 1999), pero, si tuviese que quedarme sólo con una idea suya, sería con ésta: "Todos soportamos el peso del mundo; hay quien lo hace erguido, como una cariátide, y quien se retuerce, como un atlante". Yo aspiro a cariátide, pero apenas llego, y doblándome mucho, a atlante. Por eso, supongo, esta foto que vi ayer en Twitter me ha llenado de gozo, de esperanza, y de descanso.






miércoles, 25 de mayo de 2016

Me gusta mi foto


Del cuestionario de The Objective lo que me gusta más es mi foto. Lo cual es muy raro, así que lo explico.

Lo mejor de lo mejor, mi hijo Quique y su mirada:


Y Leonor, de novia:


Y el retratito de tomo y lomo de Dante:


Y Borges, soplándome al oído:


Y de recuerdo, los mordiscos que dio Fino:


Por compensar, en el cuestionario se coló, como Quique en la foto, un recuerdo imborrable de don Álvaro d'Ors, que vale su peso en oro.


domingo, 22 de mayo de 2016

Un consejo


Hemos estado hablando de don Quijote con los niños y repasando sus aventuras y su locura entreverada de bondad y buen sentido. Por la noche Quique se me acerca muy serio: "Papá, ¿Te puedo decir una cosa?". Sí, claro. "No leas tanto".


martes, 17 de mayo de 2016

Secretos


Carmen me ve cuchicheando con Enrique. Cuando éste se va, viene a preguntarme de qué hablábamos.
— Es un secreto.
— Cuéntamelo.
— Jamás. Si tú me contases un secreto, no querrías que se lo dijese a nadie.
Un segundo de silencio.
— Papá, te voy a contar un secreto, pero no se lo digas a nadie, eh.
...


lunes, 16 de mayo de 2016

Seré duda


Llevo ya unos tomos del diario de Trapiello en el que apunto las palabras que usa que no conozco. No es un trabajo exhaustivo, porque a menudo mi subconsciente se cansa de reconocer, a cada paso, mi ignorancia y se hace el sueco, o porque el sentido del contexto me crea la ilusión de que conozco tal palabra. Pero tampoco es una frivolidad, por mucho que suponga un reto juguetón a los lectores de Rayos y truenos, para ver si ellos sí las saben. Creo que hay un empeño muy consciente de Andrés Trapiello y muy quijotesco de defender a los humildes y abandonados del diccionario. Hay que contarlo entre los méritos de Salón de pasos perdidos y no es sólo semántico, sino un mérito estilístico, ya que nunca suena a rescate impostado ni voluntarioso, lo que tiene su dificultad (vencida). El valor ético se da por descontado: es ponerse del lado del débil.

De Seré duda he señalado las siguientes palabras:

Salvadera 
Binza 
Fárfara 
Soñarrera 
Deliquios 
Miodesopsia 
Zamarro 
Piquera 
Ecdóticas 
Nidia 
hidropónicos 
fusca 
ferinos 
contumelia 
opílate 
balandrán 
jeribeque 
cabás 
retestinados 
pinjantes 
hedentina 
alcaná 
tósigo 
síncopas 
sebes 
paleras 
chirlatas 
cespitar 
acucia 
calina 
bausanes 
acúfenos 
frazadas 
alcatifas 
albarelos 
redomas 
bergamota 
vaharina 
zacho 
tabaleo 
peterete 
escaque 
esquicio 
espelunca 
chibalete 
martelo 
albéitar 
esteva 
lagareta 
alcatifa 
abacería 
botarga 
alboroques 
feróstica 
grimorio



sábado, 14 de mayo de 2016

Rugidos de León


Las bromas con los nombres suelen ser de mal gusto, pero sospecho que a León Molina (Cuba, 1959) no ha de importarle mucho cuando cultiva ese espléndido perfil leonino de sus fotos:



Y que trae a la memoria a otro león, Bloy. Por otra parte, nos permite un chiste que esconde una verdad: es un rey de la selva de lianas del aforismo. De su libro Mapa de ningún sitio (Siltolá, 2015) no he podido dejar de seleccionar estos rugidos:

Cualquier deseo es, al menos, dos; el de escapar y otro.
  
*
Qué pena dan esos a los que les gusta dar pena.
 
* 
Quien encara la vida como un problema se tendrá que conformar con soluciones. 
* 
Las personas que son una autoridad en su materia, si son tontos, son mucho más tontos.  
* 
La originalidad es una máquina de triturar poetas. 
* 
Al que no lleva razón le queda un recurso: pedir una votación. 
* 
Para ser prudente hay que ser valiente. 
* 
Las mujeres alcanzan su mayor atractivo cuando empiezan a perder su máxima belleza. 
* 
Los que se denominan religiosos no practicantes  quieren pagar el perdón en B. 
* 
Con la prisa todo camino es un túnel. 
* 
La vida es como aquellos laberintos de cristal de las ferias antiguas; un camino escondido en la transparencia. 
* 
Alegría y felicidad. Física y metafísica. 
* 
La tristeza es un pozo. La melancolía una acequia. 
* 
La tolerancia displicente es la intolerancia de la gente fina. 
* 
La belleza y la verdad son pareja. Y como todas las parejas tienen sus épocas mejores y sus épocas peores. 
* 
El desconocimiento de la propia ignorancia no exime de su cumplimiento. 
* 
Una sospecha: a partir de cierto grado de complejidad del discurso, el pensamiento se desvincula de su objeto. 
* 
Si no pierdes el tiempo, ¿cómo quieres encontrarlo?

Aunque no todo es rugir, porque ¿qué me cuentan de estas delicadezas?



viernes, 13 de mayo de 2016

Juego de trinos



Al modo de Foxá a los señoritos de Jerez,
pero a los señoritos de Podemos


Horda en la red y en casa unos moscones,
pensáis que la política es un juego
de trinos en el twitter; luego, un Lego
con que montar confluencias y sillones.

Revolución o muerte es beca o subvención,
y es barricada la universidad.
Los más iguales sois de la Igualdad
y es vuestro escudo el pero del iPhone.

Oh, la generación más preparada,
compráis ideologías enlatadas
sin ver la fecha de caducidad.

Porque coméis en casa, os da lo mismo;
y, si ahora lo chulo es el chavismo,
pues sois bolivarianos cantidad.