sábado, 7 de abril de 2012

Cinco cosas que me gustan sin vacilación

Hoy es un buen día o, mejor dicho, una noche inmejorable para presentar mi nuevo libro. Ahora, con él en las manos, todo son quemazones, así que enumeraré las cosas que sí veo claras:


1- La portada:


2- El título: 
Fuente aparte (Isaías 42,3) y poética y ética explícitas en ella, "Pábilo" ya es una palabra vacilante, con su acentuación variable, aunque he preferido la esdrújula, con perdón, por el oído y por la vista, con esa mechita inclinada sobre la a. Y "vacilante" también oscila entre la vacilación y el vacile, que de todo hay, aunque no es extraño, porque en el fondo suelen ser actitudes muy relacionadas, directamente proporcionales. 


3- El texto de la contraportada: 


4- Esa idea tan brillante de Navascués de que el blog como género no se produce en formato blog, sino después, cuando ya está el texto seleccionado y muy depurado. Lo leí tarde y no pude copiarlo y pegarlo en mi prólogo, por desgracia, pero espero que el libro sí llegue a tiempo de cobijarse bajo esa tesis. 


5. Y el colofón: 





20 comentarios:

Javier de Navascués dijo...

Ya te iba a felicitar por el nuevo libro, cuando tengo que agradecerte... y todos felices como unas Pascuas, sin vacilación.

María dijo...

Muchísimas felicidades. Pascua y libro.
Y no había visto el colofón. Qué presciosidad.
Gracias otra vez. Qué gozada.

Mora Fandos dijo...

¡Enhorabuena, Enrique! Ha quedado precioso, y eso que es solo la corteza lo que se ve.

Marcela Duque dijo...

¡Yei, Enrique! ¡Qué buena noticia! Acabo de leer la anécdota del pábilo y tu madre. Sin duda, es un título precioso.

Suso Ares Fondevila dijo...

Hoy resucitas y resucitas, ¿no?
Pues, ¡felices pascuas y felices pascuas!

Todo es precioso. La imagen de la portada, ¿de quién es?

Anónimo dijo...

A la alegría del día se une la sorpresa de la publicación de tu libro. Sin vacilación, entonces: ¡enhorabuena! BB

Tomás Salas dijo...

Estimado amigo: enhorabuena y un abrazo.

María dijo...

Ay, la anécdota del pábilo. Recurrí a ella el Viernes Santo. Muy brillante, ya lo dijo el notario.

Inmaculada Moreno Hernández dijo...

¡ENHORABUENA! Así, con mayúsculas. Debes estar "más contento que unas Pascuas", porque estás viviendo unas Pascuas aumentadas. ¡Cuanto me alegro!

Anónimo dijo...

Es insólito en una contraportada un texto tan brillante. Todos los aspectos tipográficos, magníficos; quieren estar a la altura. Como el pan de los bocadillos, animan a devorar el contenido.
Jilguero.

Balaverde dijo...

La contraportada es contraborgiana, ¿no?

gatoflauta dijo...

Felicidades; no me lo perderé.

Carlos RM dijo...

Qué bien que no apague, aunque vacile. Felicidades, por todo.

Adaldrida dijo...

¡¡¡¡Qué pintaza tiene!!!

Enrique García-Máiquez dijo...

Muchísimas gracias a todos, incluyendo a Borges que me ayudó a escribir o a contraescribir la contraportada.

Y eso, CRM: que vacile, pero que no se apague.

Mora Fandos dijo...

¿Es de Hopper la portada?

Enrique García-Máiquez dijo...

Gracias por la pregunta, José Manuel. Había olvidado contestársela a Suso. Es de Konrad Krzyżanowski.

Mora Fandos dijo...

Gracias, no conocía a este pintor.

Breo Tosar dijo...

Enhorabuena por el libro! Lo comprare este verano, cuando vuelva a Espana.

Altea dijo...

De todos modos, un poco difícil de encontrar sí que debe de ser el libro, ¿no? Véase.