lunes, 18 de junio de 2012

Dos SOS, una falso y otro dramático

Una de mis penas traductoras más grandes era que cuando Moro (en Sir Thomas More de Shakespeare, nada menos, y de otros más) acaba su discurso en defensa de la piedad con los extranjeros y habla de su "espantosa inhumanidad", en inglés dice: "This is the stranger's case / and this your mountainish inhumanity". Esa montañosa inhumanidad, qué acierto, recuerda al Góngora del Polifemo: es grande, da vértigo, es rocosa, fría, deshabitada, montuna. Además, es una palabra extrañísima que sólo se usa una vez más en la literatura inglesa y la usa... ¡Shakespeare! O sea que es otra prueba de la teoría de que WS no es una mano más en una obra común, sino la mano cantante. Y yo no iba a ser capaz de conservarla. Aunque, ¡idea! ¿Y si traduzco mountainish por cerril? Ahí está el cerro y lo cerrado, y la sorpresa del adjetivo extraño también se salva por lo fuerte y rústico que en el florido discurso de Moro sonará de cierre cerril. Me hace ilusión pensar que Shakespeare (que había leído como mínimo la Diana) quisiera traducir precisamente "cerril" con eso de mountainish. Quedaría: "Así es vuestra cerril falta de humanidad". [Este es el falso SOS, falso sobrevenido, eh, porque pensaba pedir ayuda —y la pedí en privado—, pero se me ocurrió lo de cerril, y lo último que quiero yo es engañar a nadie o hacer que penséis en vano. Ahora lo pongo por dos cosas por si me lo queréis chafar (¡mejorándolo, eh!) y, sobre todo, lo confieso, para que cuando lo leáis en la obra —la edición no será bilingüe— no creáis que traduzco directamente stubborn y a correr.]

*** 

El segundo SOS es verdadero y dramático. El tono de la obra es bastante luminoso, a pesar de todo, y por eso me da mucha rabia que se me pierda su pincelada más oscura. Moro, que ya ha perdido el favor real, habla con su yerno Roper de los peligros y falsedades de la Corte y dice, refiriéndose a las malediciencias, consolándose de su confinamiento:
MORO 
True, son, here's no strife, 
Nor does the wanton tongue here screw itself 
Into the ear, that like a vice drinks up 
The iron instrument.
que sólo he podido traducir como:
MORO 
Cierto, aquí no hay discordias, 
ni la impúdica lengua se enrosca cual tornillo 
en el oído, que se traga 
el instrumento férreo.
Vice (que es un instrumento de carpintería que agarra la pieza que va a ser taladrada) es un acierto brutal de Shakespeare que se me escapa de las manos. Por un lado está la imagen en sí, por otro su sonido, que remite al vicio, como salta al oído, y por último el concepto resultante: eso de que el vicio y en concreto las calumnias nos inmovilizan. Pero no he sido capaz. ¿Alguna sugerencia? Se pagará con el envío de un ejemplar dedicado por los traductores y con el agradecimiento eterno de William Shakespeare, que no quiere que se pierda nada de la obra, y con la bendición de santo Tomás Moro. 

16 comentarios:

Marcela Duque dijo...

He encontrado esta relación entre "vice" y el latín "vitis" me ha parecido iluminadora, sobre todo porque expresa bien lo de enroscarse, como la vid.

vice US (often), vise [vaɪs]
n
(Engineering / Tools) an appliance for holding an object while work is done upon it, usually having a pair of jaws
vb
(Engineering / Mechanical Engineering) (tr) to grip (something) with or as if with a vice
[from Old French vis a screw, from Latin vītis vine, plant with spiralling tendrils (hence the later meaning)]
vicelike US (often), viselike adj

El problema es que no sé cómo recoger todo eso en la traducción.

Hay otra palabra, "mordaza", que aunque no recoja la sonoridad del vicio, sí que habla, no sólo del mecanismo, sino también de la inmovilidad, la falta de libertad de expresión, la opresión. Cómo insertarla en la frase, se lo dejo al poeta.

Ignacio Trujillo dijo...

¡Qué difícil! ¿Qué demonios es un vice? ¿un tornillo o el lugar donde se introduce o què? La imágen es genial, pero dónde encuentras una palabra que suene a vicio en español y además a instrumento de carpintería. Por decir algo propongo utilizar el verbo atornillar para preservar esa imagen y tratar de conseguir una traducción para vice, se me ocurre vaina, aunque nos lleva a espada, puñal...

Cierto, aquí no hay discordias,
ni la impúdica lengua se atornilla en el oído,
como vaina que aprisiona
el instrumento férreo.

En fin, sigan pensando...

Ununcuadio Uuq dijo...

Solo un intento un poco malillo, comparado con el anterior:
Cierto, aquí no hay disensión
ni la impúdica lengua se atornilla a sí misma
en el oído, tragándose el anillo
del instrumento férreo

Ununcuadio Uuq dijo...

Por cierto: ha conseguido que me dé cuenta de una manera muy práctica de las dificultades de los traductores..., ¡muchas gracias!

Balaverde dijo...

A mí lo de mordaza me convence bastante. La pena es que en la traducción no pueda llevar un link a la wikipedia.
Está bastante bien la imagen de que por escuchar la impúdica lengua uno mismo acabe amordazado.

Juan Ignacio dijo...

El "vice" parece ser lo acá llamamos una "morsa de banco".

Balaverde dijo...

Creo que se ha perdido un comment mío en que alababa la solución de la mordaza, lamentando que no se pueda poner un link a la wikipedia en la traducción.
Y de paso me parece muy certera la cosa de que quien presta oídos a la lengua impúdica acaba "amordazado" (la imagen de James Caan en la entrada de Compostela de hoy es eso).

Enrique García-Máiquez dijo...

Muchísimas gracias por vuestra ayuda. Qué suerte que tu comentario, Balaverde, no se perdiera del todo, porque se están perdiendo algunos y eso me pone muy nervioso. Si no he contestado antes, además de otros problemillas de ordinaria administración [el electro dio que mi corazón va como un reloj, laus Deo], ha sido porque sigo liado con lo de "cerril", que al final va a ser que no...

Pero vayamos a lo nuestro. A mí lo de la mordaza también me convence mucho. Lo de "vicio" se traslada a "impúdica", que tiene su fuerza y se usa esa idea. El intento de "vaina" es excelente, por sus numerosas connotaciones, pero se separa más del texto original, aunque, ya digo, está muy bien. Ahora, como dijo Marcela, a ver cómo meto la mordaza en esos cuatro versos.

Vamos al lío... Y cuánto me consuela, radioactiva amiga, que veas las dificultades de la cosa.

De nuevo, gracias.

Anónimo dijo...

Enrique, esto no pretende servirte de ayuda en absoluto, pues la versión que te afrezco es bastante disparatada desde un punto de vista literal y riguroso, pero a veces no pondría reparos a una traducción que, desviada de la literalidad, muestre de manera expresiva la idea del texto original:
...se enrosca cual termita en el oído,
que se convierte en nido
del repulsivo bicho.

No firmo con mi nombre porque el disparate de esta traducción podría llevarte a perderme el respeto.

Anónimo dijo...

Soy el de la termita. Lo mío no era una traducción, sino una versión libérrima. No me abucheéis.

Enrique García-Máiquez dijo...

Para nada, termitero anónimo. Yo veo esa versión libre muy bien, muy ajustada al tono del parlamento de Moro. Y esa rima, supongo que buscada, contribuye al efecto obsesivo, de taladro. Sin embargo, mi amigo José Mateos ha estudiado esas imágenes shakesperianas donde lo sexual se carga de violencia y este es el único ejemplo (al menos explícito, porque puede que haya alguno más, muy tamizado) en Sir Thomas More. No querría renunciar a esta posibilidad de despertar o avivar el interés de Mateos, y mucho menos siendo la expresión literal. Pero muchas gracias. No es ningún disparate y estoy completamente de acuerdo con la libertad que a veces han de tener las traducciones.

Anónimo dijo...

Carlos dijo:

Enrique, después de ver la legítima connotación sexual que quisieras dejar en tu traducción, he pensado que podrías plantearte esta posibilidad, aunque no sé, la tuya ya es muy buena, aunque siempre he pensado que, al menos en mis traducciones, no acepto expresiones que yo jamás hubiera escrito en mi idioma (el español). En ese sentido yo no veo una expresión natural en nuestro idioma eso de "instrumento férreo". De ahí esta posible traducción mía (creo que más natural en nuestro idioma pero menos fiel al original). Así que elige tú lo que más conviene a tus intenciones:

Cierto, aquí no hay discordias,
ni la impúdica lengua
se enrosca cual tornillo en el oído
que acoge lujurioso
el instrumento duro.

(férreo no deja de ser una redundancia de tornillo (todo tornillo es férreo). Duro, sin embargo(junto a ese "lujurioso" en lugar de "que se traga", pero que viene a significar lo mismo (más sexual en lujurioso, que es lo que tú buscas)duro,digo, aporta algo nuevo: esa connotación sexual tan excepcional en Chespir, y que, por eso mismo, convendría explicitar "elegantemente" en ese "duro". Pero si buscas la mayor literalidad posible, tu solución ya es muy buena. Mi concepción de la traducción tiene más que ver con una versión actualizada que con una traducción fiel. Creo que tú buscas más una traducción fiel, así que ( no sabiendo si un criterio es mejor que el otro) escoge la solución que más sirva a tus propósitos. Yo jamás defendería mi criterio como el mejor. Simplemente es mi criterio.

Enrique García-Máiquez dijo...

Querido Carlos, veo que nuestra idea de la traducción literaria no es tan distinta como crees. Vamos, que yo estoy de acuerdo con tu búsqueda de la naturalidad. Así que para empezar, fuera férreo.

Y tu propuesta es estupenda. Como siempre, y van ya muchas, muchas gracias.

Anónimo dijo...

Carlos dijo:

Carlos dijo:

Se me olvidó poner coma después de oído.

Anónimo dijo...

Carlos dijo:
Hay una cuestión que me disonaba un tanto desde el principio. Y a la que he vuelto de vez en cuando estos días: Chespir habla de instrumento porque ese vice es realmente un instrumento (algo así como un clip que aprieta y ajustas laminas de madera que van a ser atornilladas, taladradas. En el momento en que sustituyes ese vice por tornillo..., el tornillo no puede decirse que sea un instrumento, aunque no estoy seguro, no sé,yo no díría que un tornillo es un instrumento (mejor diría que es una pieza, un adminículo).
La cuestión es que para no perder la equivalencia con el tornillo (no considerándolo un instrumento), tal vez podría plantearse:

ese taladro duro,
ese cilindro duro.

Chespir dice claramente instrumento, de acuerdo, pero en el momento en que te desvías en vice traduciéndolo por tornillo, tal vez debas plantearte ser consecuente con esa desviación y arrastrarla ajustadamente. En fin, no sé, piénsatelo, a veces me pongo muy tiquismiquis y puedo acabar desvariando.

Anónimo dijo...

Carlos dijo:
Perdona, creo que te he mandado el mismo mensaje varias veces, pero es que no me ha salido lo de la validación con esos signos borrosos que me salen otras veces, y creía que no funcionaba esto.