viernes, 1 de junio de 2012

El jardín de los senderos que se bifurcan

Hay muchas novedades —en todos los sentidos— en la poesía española de ahora, está el panorama vivísimo, pero me he ceñido a los alrededores del año 60, o sea, a los que han entrado ya en la madurez. 

4 comentarios:

Balaverde dijo...

Tienes toda la razón en que el prólogo de Andreu Jaume, hasta la parida que transcribes, no estaba mal. Pero no era tampoco para morirse.

Enrique García-Máiquez dijo...

Donde pone el ojo pones la bala. No era para morirse, hasta la parida, que te deja muerto.

ACdR dijo...

Brillante (además de verdadero, al menos en lo que se refiere a Karmelo). Y tan felices.

Miguel dijo...

Quizá sea que la visión científica cala más de lo que debiera, pero a mí me pone nervioso no poder crear grupos homogéneos de poetas. Todas estas cosas se vuelven demasiado complicadas cuando no las explica un libro de bachillerato. En cualquier caso gracias por esclarecerme de manera tan convicente el tema.