miércoles, 6 de junio de 2012

Elogio del madrugón (o por los pelos)


Me dio la luna 
—rayando el alba—
otra oportunidad.