lunes, 17 de septiembre de 2012

Una descansada decepción

Tras leer este verano El jardín de los Finzi-Contini no me explicaba cómo la novela no es aún más celebrada y leída. Tendría que ser una obra de culto. Anoche nos dispusimos a ver la película, con una ilusión muy grande, y a la media hora lo entendimos todo. Lo siento por Vittorio de Sica y por el oscar a la mejor película extranjera: no sólo no está a la altura de la novela, que es algo lógico, sino que la revienta sistemáticamente. Es una demolición. No queda en pie ambigüedad alguna ni encanto. Los exquisitos diálogos originales, por afán de innovar, son hechos trizas. ¿El guionista se cree más listo que Bassani o cree que los espectadores somos tontos? Qué manera prolija de dar explicaciones innecesarias. La diferencia con la serie de Retorno a Brideshead es abismal y, teniendo en cuenta las relaciones sutiles de ida y vuelta que se establecen entre espectadores y lectores, quizá explique que Il giardino haya quedado un tanto abandonado. Pero para estudiar el fenómeno sin recurrir a una serie, que siempre da más margen, habría que comparar esta película con El gran Gatsby, que sí es una versión que vale y que gana lectores y no los destroza. 

Lo bueno es que nos acostamos pronto, sin terminar de verla. Y hoy, pistoletazo de salida del curso, estoy descansado. 

8 comentarios:

Ignacio Trujillo dijo...

Y yo que estaba deseando verla...Bueno, gracias por evitarme el mal trago.
Que tengas buen curso.

Enrique García-Máiquez dijo...

Ea, pues ya está más que justificada la entrada. Gracias, I.T.

Anónimo dijo...

Nunca tuve curiosidad por ver la película y la novela no la leí sino con cierto retraso. Los comentarios y elogios en la Italia de entonces me echaban para atrás. Cuando por fin leí la novela, que me regaló un amigo en Ginebra y conservo, me pareció excelente.

Ununcuadio Uuq dijo...

Voy retrasada: aún no he avanzado con "La Divina Comedia", y ya me parece inaplazable leer la novela que recomiendas... Y eso que ahora quiero conseguir las poesías completas de Víctor Botas, y tengo varios libros de poesía por empezar en casa (y por re-leer). ¡Buen inicio de curso! :)

Enrique García-Máiquez dijo...

Huy, Uuq, que te voy a agobiar y es lo último que quiero. Con la Divina Comedia no hay prisas: un canto al día o así, poco a poco, que leyendo las notas al pie no queda más remedio que ir pasito a pasito. Finzi-Contini y Víctor Botas son muy buenos ambos, pero no te agobies, por favor, que me pesaría sobre mi conciencia.

Ununcuadio Uuq dijo...

Un canto al día sabe a poco una vez que te metes...: aprovecharé el transporte urbano :)
El resto de recomendaciones pasan a mi lista de lectura que nunca adelgaza, jeje, pero supongo que eso es buena señal.

domingovallejo dijo...

Enrique: He vuelto a estas páginas después de haber leído el libro y coincido con lo que dices. El libro crece poco a poco. Me ha gustado, aunque me gustó más Retorno. Y me ha recordado el librillo "Reencuentro" de Ulman, que recomendaba a mis alumnos: la amistad, la alegría de la adolescencia que se abre a la vida, el aire de las casas y las familias,etc, en medio de ese poso amargo de lo que sabemos vendrá. Gracias por la sugerencia.
(Entro a contarte esto por aquí con la esperanza de que te llegue, esto es, espero que no tengas las notas de los días pasados ya cerradas). Un abrazo Domingo.

Enrique García-Máiquez dijo...

Me apunto el libro, de tan hermoso título. Tus recomendaciones se han demostrado siempre infalibles.

Abrazo,
E.