martes, 19 de marzo de 2013

Presente y presencia


Llevo años queriendo que me feliciten hoy, que es también el día de mi santo, como el 6 de diciembre, con escaso éxito. Por fin lo he conseguido, oh paradoja, gracias al día del padre, del que tanto me había reído, contra el que tanto —"maniobra de marketing"— había rajado. Ea, así se aprende. 

Y más paradojas: lleva días Carmen contándole a su madre en secreto que me estaba preparando un regalo en el cole con una deliciosa mezcla de misterio e indiscreción. Lo he disfrutado tanto que me relamía con el regalo. Pero esta mañana Carmen ha amanecido con fiebre, de modo que ella se ha librado del cole y yo me he quedado sin regalo, a no ser que me lo traiga Enrique, que no se pone malo jamás. Como las mañanas del martes entro más tarde, suelo aprovechar para trabajar, pero hoy tampoco, porque Carmen quiere que leamos juntos... ¡un libro de Tintín! Y pienso que el mejor presente es la presencia, y me consuelo con creces. 

Por cierto, que otro regalo espléndido ha sido el escudo papal. Cómo me gusta. Con la estrella de María y el nardo de san José, el Sol y los tres clavos. Un escudo así lo para todo, seguro. 





4 comentarios:

zUmO dE pOeSíA (emilia, aitor y cía.) dijo...

Me ha gustado el juego de palabras: El mejor presente es la presencia. La misma palabra lo dice, y yo sin enterarme.

Hay un verso (creo que de Jacques Prévert) que es también un juego de palabras (sobre todo en francés, donde "présent" es regalo, como en español, sí, pero en español esta acepción de "presente" es como más rebuscada). Bueno, no m´ enrollo *. El verso en cuestión es "Doux présent du présent" (Dulce regalo del presente).

*Me gusta escribir "m´ enrollo". Es una pena que el español no tenga apóstrofos. Quizá fonéticamente debería tenerlos (yo pronuncio "menrollo" todo junto). Y además ¡son tan chachis! También lo hago para crear polémica, que es la salsa del blog.

............

Feliz día del padre, a todos los padres blogueros y comentaristas.

Anónimo dijo...

Felicidades.
Es significativo que en el escudo del Papa aparezcan juntos quienes en vida fueron esposos:
Jilguero.

Juan Mazoy dijo...

Muchas felicidades, Enrique.

Y sí, yo también pensaba/pienso lo mismo del día del padre, pero he de reconocer que espero ansioso, año tras año, los regalos manufacturados de mis hijos, y que este año he sentido mucho que en la clase de mi hija hayan decidido que ya son "mayores" y no están ya para estas bagatelas.
En fin.

María dijo...

Pues muchas felicidades. Hoy es realmente el día de todos.