domingo, 11 de mayo de 2014

La memoria punzante de Geri de Bello


El artículo está aquí. Geri de Bello no perdonó a Dante, y le volvió la cara, como se ve en Doré: 


Carmen, en cambio, me perdonó enseguida, como salta a la vista en este retrato de grupo que realizó poco después: 



Y aquí con los nombres puestos: