miércoles, 21 de mayo de 2014

Mosquitos mutantes


Dejaré de echar veneno y de poner pastillas. Me siguen picando y, ahora, en la noche insomne, nos inyectan en vena —la venganza química de los mosquitos mutantes— todos los insecticidas estériles que puse para matarlos. 



2 comentarios:

Anónimo dijo...

He oído por la radio que el mosquito es el animal más mortífero del mundo. Por fortuna, los que tenemos por aquí son solo molestos. La atracción que sienten por la luz, nos permite, ya que no evitar la picadura, oponer a su venganza química la, excesiva, del aparatito que los electrocuta.
Jilguero.

Ununcuadio Dolores dijo...

Yo no sé si tiene base científica lo de la venganza química, pero ya investigaré... Lo que es cierto es que si se hacen resistentes a un insecticida es probable que transmitan esa resistencia a su descendencia.